3. Fundamentos de Sistemas Esbeltos
Los Sistemas Esbeltos, están fundamentados en cinco principios:
  • Valor “per sé”: es aquello que define lo que realmente representa importancia para el cliente, y por lo cual realmente está dispuesto a pagar.
  • Cadena de Valor: es la identificación de todas las actividades específicas que agregan valor al cliente, desde el diseño hasta el uso por parte del cliente. Es aquí donde deben identificarse actividades que no agregan valor.
  • Flujo: es necesaria la eliminación sistemática de todas las interrupciones en el flujo de manufactura, o servicio.
  • Sistema de Halar: es el desarrollo de la habilidad para estructurar los procesos, y controles, en un sistema que “hale” requerimientos, en lugar de empujar materiales o productos.
  • Perfeccionamiento: las cosas deben hacerse bien desde la primera vez, y en sintonía con niveles Seis Sigma, para alcanzar procesos que no generen más de 3.4 defectos por cada millón de oportunidades. Este perfeccionamiento involucra el mejoramiento continuo, en todas sus dimensiones.
Aquellas organizaciones que deciden emprender en un proceso de manufactura o servicio “Lean”, deben entender que existen sistemas de soporte que robustecen y dan brío al desarrollo e implementación de mejoras. Estos sistemas de apoyo son:
  • Liderazgo
  • Trabajo de Equipo
  • Sistemas de Comunicación
  • Procesos de Mejora Continua y Análisis Críticos
Liderazgo
Es sabido que al hablar de liderazgo se experimenta un sentimiento retorcido, producto de la gran cantidad de retórica insustancial que se ha formulado al respecto.
Aquí Liderazgo es enfocado como el proceso conductor del cambio, que ayuda a crear compromiso e inspira entusiasmo, así como una constante necesidad de cuestionar el sistema, para buscar mejores maneras de hacer las cosas.
Trabajo en Equipo
De igual manera, el trabajo en equipo debe ser enfocado como un “vehículo de implementación” de las mejoras en un Sistema Esbelto.
Un sistema “Lean” es por antonomasia un “régimen de equipos”. Si bien es cierto, hay tareas que deberán ser emprendidas individualmente, los equipos son los que, por medio de un entrenamiento adecuado, lograr desplegar la definición de problemas, medición y análisis de los eventos, así como las soluciones factibles.
Sistemas de Comunicación
Los sistemas de comunicación en un ambiente “Lean” van más allá de la pizarra en el comedor, o en la entrada del edificio, en donde se exponen unos cuantos indicadores de desempeño, o las fotografías del equipo de fútbol de la empresa.
Las conductas de los individuos, producto de un entrenamiento consistente y firme, debe permitir la implementación de toma de decisiones “in-situ” (llamado JIDOKA), así como el uso de mecanismos visuales de comunicación.
Además, se fomenta la necesidad de revisar y mejorar, los mecanismos de comunicación formal y informal, a través de la cadena de suministro.
Procesos de Mejora Continua y Análisis Críticos
Esta etapa involucra el uso efectivo de diferentes herramientas de ingeniería de valor, para identificar oportunidades de mejora.
Se debe fomentar una cultura que:
  • Tenga un fuerte enfoque a las métricas y la medición de su desempeño
  • No busque controlar los problemas, sino eliminarlos
  • Identifique todo aquello que no agrega valor
  • Se enfoque a la mitigación y supresión metódica del desperdicio
  • Analice constantemente la cadena de suministro y mejore sus resultados
  • Incorpore a los miembros de la cadena de suministro en los procesos de mejoramiento
  • Busque el entrenamiento y desarrollo constante de nuevas herramientas y conocimiento